¿Las empresas deben respetar las promociones que ofrecieron siempre?

Estándar

Federico Dangelo Martínez

Argentina es un país singular, desde muchos aspectos. Pero uno de ellos quedó marcado en los repentinos cambios que se sucedieron a partir de la variación en la cotización del dólar frente a nuestro peso, luego de las PASO. En razón de ello, un aspecto que me llamó la atención, el 4 de septiembre del corriente año, fue un mensaje desde la Defensora del Consumidor, que decía: “Las empresas deben respetar las promociones que ofrecieron. Si no lo hacen, podés hacer tu reclamo…”.

Captura de Pantalla 2019-09-08 a la(s) 19.39.06.png

Uno podría preguntarse ¿Es tan así? Para arribar a dicha respuesta resulta necesario analizar el artículo 1091 del Código Civil y Comercial de la nación, el cual expresa:

“Si en un contrato conmutativo de ejecución diferida o permanente, la prestación a cargo de una de las partes se torna excesivamente onerosa, por una alteración extraordinaria de las circunstancias existentes al tiempo de su celebración, sobrevenida por causas ajenas a las partes y al riesgo asumido por la que es afectada, ésta tiene derecho a plantear extrajudicialmente, o pedir ante un juez, por acción o como excepción, la resolución total o parcial del contrato, o su adecuación. Igual regla se aplica al tercero a quien le han sido conferidos derechos, o asignadas obligaciones, resultantes del contrato; y al contrato aleatorio si la prestación se torna excesivamente onerosa por causas extrañas a su álea propia.”

Entonces, ante una situación de excesiva onerosidad ¿se puede plantear la resolución del contrato? Es cierto que los contratos se acuerdan con el fin de cumplirse. Pero es en tiempos de crisis y cambios bruscos en las economías, donde se produce inseguridad jurídica, la que se traslada a los negocios realizados entre personas, empresas y Estados, surge la necesidad de abordar la problemática que se plantea ante dichos fenómenos imprevisibles, cuando uno de los contratantes se ve perjudicado tornando la obligación asumida por su parte en desproporcionada y excesivamente onerosa, afectando de esta manera el equilibrio contractual que existía al momento de celebrar el contrato.

Expresa Massa (1) que “estas circunstancias que producen un vuelco inesperado de la voluntad de las partes al momento de celebrar un contrato se remontan al tiempo de los romanos, quienes, sabiamente, entendían que el contrato produce plenamente sus efectos siempre que no se alteren las circunstancias que lo rodeaban al momento de su celebración. Todos esos cambios bruscos, que generan una inseguridad económica y subsidiariamente jurídica, necesitan de instrumentos jurídicos que actúen como verdaderos pilares que sostengan la real voluntad de las partes al momento de celebrar un contrato”.

En general, ha dicho Mosset Iturraspe (2), que “puede decirse que la teoría de la imprevisión resulta ser un remedio jurídico que busca restablecer, en determinadas relaciones jurídicas y ante la presencia de circunstancias extraordinarias e imprevisibles que volvieran excesivamente onerosa las prestación de un contratante, el equilibrio en las mismas con el fin de proteger el interés del perjudicado”.

Es más, sostuvo Spota (3) que “por nuestra parte entendimos que aun la parte que sufre la excesiva onerosidad de su prestación puede exigir, ya no la resolución contractual, sino el reajuste razonable o ‘equitativo’ de la contraprestación para mantener el equilibrio contractual, dado que la resolución es una facultad o derecho potestativo, y puesto que las convenciones, como pasamos a indicarlo, se celebran para ser cumplidas”.

Cabe precisar que, en cuanto a la imprevisibilidad, pese a que el actual art. 1091 del Código Civil y Comercial no contenga expresamente el requisito de la imprevisibilidad, corresponde entender que es un requisito necesario a los efectos de la aplicación de la normativa citada, puesto que, en caso contrario, integraría el riesgo asumido por la parte afectada al contratar. Así se ha entendido en un precedente judicial (4).

Por otra parte, y a pesar de que sólo habilita a demandar por resolución, la jurisprudencia y doctrina imperante se manifestaron por la procedencia de la adecuación o reajuste de las prestaciones. Es decir, se puede concluir que, ante situaciones imprevistas y que tornen la o las prestaciones del contrato en excesivamente onerosas, amerita que proceda la revisión del contrato por la imprevisión o la lesión sobreviniente, y que, de acuerdo a dicha revisión contractual (nueva negociación de intereses por las partes) pueda surgir su reajuste o resolución total o parcial del tan referido contrato. Para ello, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Un hecho externo al contrato, que no se deba a la culpa o a la mora de quien se siente perjudicado.
  • Dicho hecho sea imprevisible por las partes del contrato.
  • Prestación contractual excesivamente onerosa.

Ahora ¿cuándo una prestación contractual se torna excesivamente onerosa? Para la determinación de si una prestación se ha tornado en excesivamente onerosa, y siguiendo a López de Zavalía (5), es necesario poner en relación los valores originarios, de las ventajas y de los sacrificios, medidos con un denominador común, obteniendo la diferencia que entre ellos exista; segundo, medir el grado de onerosidad sobreviviente, con los mismo cánones, pero teniendo en cuenta la diferencia obtenida en la primera operación; tercero, poner en relación los nuevos valores computables según las operaciones antes practicadas, y observar si es el caso de afirmar que existe una excesiva onerosidad en alguna de las ventajas o sacrificios de las partes o de alguna de ellas.

Concluye Curá (2016) que “el cumplimiento del contrato requiere que las prestaciones asumidas, no sólo sean ejecutadas, sino que sean bien ejecutadas. El incumplimiento, de uno de los contratantes crea una perturbación prestacional que debe ser corregida. Ante ello, la resolución del contrato se levanta como uno de los medios de defensa que permite reconstruir el equilibrio originalmente convenido. Lo mismos sucede cuando el incumplimiento deviene de una excesiva onerosidad sobreviniente, para ello, la ley, no sólo concede la facultad de solicitar la adecuación del contrato, sino también la resolución del mismo.”

En suma, circunstancias que tornen excesivamente oneroso cumplir con el contrato, por alguna de las partes, y siempre que ello se deba a los requisitos, antes mencionadas en viñetas, no activa de manera inmediata la facultad de exigir el cumplimiento del mismo, sino que las partes deberán afrontar una re negociación de sus intereses, de acuerdo al cambio instaurado por le hecho futuro, imprevisible que dificulta parcial o totalmente el cumplimiento del contrato o bien, resolver el mismo donde las partes deberán hacer las devoluciones pertinentes de tal manera que se vuelva a la situación de inicio, antes de haber contratado, para que ninguna de las dos partes salgan perjudicadas.

Referencias

Derechos de imagen destacada: Photo by Austin Distel on Unsplash
(1) Massa, Héctor, “La revisión del contrato ante el desequilibrio sobrevenido de las prestaciones: la cláusula rebus sic stantibus”, Cita Online: AP/DOC/1448/2013.
(2) Mosset Iturraspe, Jorge. Justicia contractual., Ediar, Buenos Aires, 1977, Cap. V.
(3) Spota, Alberto G. y Leiva Fernández, Luis F. P., Instituciones de derecho civil. Contratos, La Ley, Buenos Aires, 2009, Tº III, núm. 741, p. 737.
(4) CNCom., sala D, 10/11/2015, “BWA S. A. c. Autopistas del Sol S. A. s/ordinario, registro nro. 94.045/2002; Autopistas del Sol S. A. c. BWA S. A. s/ordinario, registro nro. 9518/2001 y Autopistas del Sol S. A. c. Chubb de Fianzas y Garantías S. A. s/ordinario, registro nro. 61.286/2001”, ED 266-423.
(5) López de Zavalía, op. cit., p. 465.

Bibliografía

  • Alterini, Jorge H. Código Civil y Comercial comentado. 2a ed. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: La Ley, 2016. 1088 p. ISBN 978-987-03-3142-1.
  • Calvo Costa, Carlos A. Código Civil y Comercial comentado y anotado con jurisprudencia. 1a ed. Ciudad Autónoma de Buenos Aires : La Ley, 2018. Libro digital. ISBN 978-987-03-3671-6.
  • Centanaro, Esteban. Manual de contratos. 1a ed., 2da reimpr. Buenos Aires: La Ley, 2016. 748 p. ISBN 9789870328810.
  • Curá, José M. Código Civil y Comercial de la Nación comentado. 2a ed. Ciudad Autónoma de Buenos Aires : La Ley, 2016.1088 p. ISBN 978-987-03-3097-4.
  • Martorell, Ernesto E. dir. Tratado de los contratos de empresa. 2a ed., amp. y act. Buenos Aires: Abeledo Perrot, 2016. 4 v. ISBN 9789502027678.
  • Vítolo, Daniel R. Manual de contratos. Buenos Aires: Estudio, 2017. 2 v. Manuales. ISBN 9789508975515.
Anuncios

A partir del 2021, aquellos que quieran viajar a Europa y no posean un pasaporte europeo, deberán tramitar un permiso.

Estándar

A partir de 2021, las personas que visiten Europa y no tengan pasaporte europeo deberán tramitar un permiso especial para recorrer el Viejo Continente. Se trata del denominado ETIAS (Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes.

Las autoridades europeas indicaron que no se trata de una visa y que es sólo un permiso, pero no deja de ser un trámite obligatorio. La diferencia está en que algunos requerimientos son menores a los de una visa tradicional, ya que no será necesaria una foto o datos biométricos ni indicar situación financiera).

ETIAS representa el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes. Se trata de un sistema íntegramente electrónico que autoriza y realiza un seguimiento de los visitantes de países que no necesiten un visado para acceder al espacio Schengen (área que comprende a 26 países europeos que abolieron los controles fronterizos).

El pedido de este permiso de autorización previa empezará y terminará online tras el pago de 7 euros. Tendrá una validez de tres años y los datos que se incluyan en la solicitud se cruzarán con bases de datos de la UE y de Interpol. Ahí se definirá si hay razones para denegar la entrada.

A partir de ahí, si no se recibe respuesta se considera que la autorización fue aprobada. Si en el sistema salta alguna alerta la autorización será decidida manualmente en un plazo máximo de 96 horas. El funcionario encargado de revisar la petición podrá pedir información adicional. Cuando la reciba tendrá otras 96 horas para tomar una decisión.

Debido a que los ciudadanos de países que no necesita un visado para viajes dentro de la UE, como los argentinos, pueden permanecer hasta 90 días en esas fronterasel ETIAS se asegura de que esas personas no supongan un riesgo para la seguridad.

Antes del embarque, los transportistas aéreos y marítimos tendrán la obligación de verificar que los extranjeros que necesitan ese permiso estén en posesión de una autorización válida.

El listado de los países que deberán tramitar el permiso son los siguientes:

Captura de Pantalla 2019-08-20 a la(s) 10.22.58.png

De alguna forma, se parece al Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje de Estados Unidos (ESTA), que se emplea para una finalidad similar.

ESTA son las siglas de Sistema Electrónico de Autorización de Viaje. Es un sistema de solicitud online, operado por el U.S. Department of Homeland Security (DHS) que no es una visa sino una autorización previa para los pasajeros antes de permitirles ingresar a Estados Unidos.

Siempre que el viaje sea por negocios o turismo (o si sólo es en tránsito, se requiere lo mismo) y por un período inferior a 90 días, los viajeros argentinos con doble ciudadanía (por ejemplo, la española o italiana) no necesitan obtener una visa para entrar a Estados Unidos y deben completar por internet el formulario de ESTA.

Tal como pasará con el ETIAS para Europa, los argentinos con doble ciudadanía deben solicitar el ESTA al menos 72 horas antes de subir a un avión o barco hacia Estados Unidos.

 

Fuente: Clarín

Pueden acceder a la nota completa en el siguiente link

Créditos de imagen: Photo by Christian Wiediger on Unsplash

La AFIP controlará restaurantes y hoteles mediante factura electrónica

Estándar

La AFIP derogó el Formulario 8001 que se debía presentar y archivar cada vez que se emitía una factura A y lo reemplaza por la factura electrónica para las operaciones con empresas de transporte para sus tripulaciones que excepcionalmente generan crédito fiscal.

La medida se implementó hoy a través de la Resolución General 4520, publicada en el Boletín Oficial, mediante la cual se deroga el formulario 8001.

Este consistía en una declaración jurada en papel a presentar y archivar en oportunidad de pagar un servicio de gastronomía o alojamiento.

Estos servicios son excepcionales, ya que la factura A de restaurantes y hoteles en general no generan crédito fiscal en el IVA, por ejemplo, para un profesional que quisiera deducir el gasto. Esto se prohibió luego de mucho tiempo de abusos.

Se trata de ciertas operaciones contratadas por las empresas de transporte internacional de pasajeros o cargas, atribuibles al alojamiento y alimentación de sus tripulaciones.

A partir de hoy, la AFIP realizará esos controles utilizando la facturación electrónica que permite un control sistemático, oportuno y sin afectar las actividades comerciales de los contribuyentes, dijo un comunicado del organismo que encabeza Leandro Cuccioli.

Los restaurantes y hoteles que emitan facturas o notas de crédito y débito “A”, por las operaciones que tienen restricciones en el cómputo del crédito fiscal deberán emitir la factura electrónicamente a través del servicio web de AFIP “Comprobantes en línea”, o bien facturando a través de un sistema propio usando un “webservice”.

Si la operación a facturar tiene un importe neto (sin considerar el IVA) mayor o igual a $ 10.000, también podrán emitirse los comprobantes clase “A” alcanzados por el régimen a través de un controlador fiscal de nueva tecnología.

Este límite de $ 10.000 del importe neto gravado se actualizará por semestre calendario (enero y julio de cada año) tomando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) publicado del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La primera actualización será en enero de 2020.

Fuente: El Cronista.

Pueden acceder a la nota en este link

La AFIP dictará una norma impositiva que alcanzará los servicios de Airbnb en Argentina

Estándar

La AFIP dará a conocer en el próximo bimestre “una normativa impositiva más emparentada con los negocios tradicionales de alquiler”

La AFIP dará a conocer en el próximo bimestre “una normativa impositiva más emparentada con los negocios tradicionales de alquiler”, afectando, así, a plataformas de alquiler turístico como Airbnb. Se trataría de un nuevo marco regulatorio y tributario tal como se hizo con Netflix y Spotify.

La plataforma de alquileres temporarios afronta las mismas disputas en otras ciudades del mundo, muchas de las cuales ya han establecido medidas para alivianar el impacto que sobrellevan los hospedajes tradicionales. Airbnb ya realizó acuerdos fiscales en más de 200 destinos y prevé replicar esos acuerdos en 500 ciudades más.

Victoria Bramati, gerente de Asuntos Públicos de Airbnb en Argentina señaló a Clarín que “hay lugar para todos en el mercado. Apoyamos regulaciones claras que fomenten la competencia justa e inclusiva”.

Bramati, agregó “En marzo de 2018, ciertos proveedores de pagos en Argentina comenzaron a retener y remitir montos respecto al Impuesto a las Ganancias a los anfitriones mediante la aplicación de la Resolución General 830/2000 de la AFIP. Creemos importante destacar que una gran mayoría de los anfitriones ya se encontraban inscritos como contribuyentes y cumplen con sus obligaciones fiscales”.

Airbnb no quiere confrontar, está claro, y practica una filosofía pacífica que se traduce en un “hay lugar para todos en el mercado. Apoyamos regulaciones claras que fomenten la competencia justa e inclusiva y eviten generar nuevas barreras de entrada a las personas comunes que quieren ofrecer sus casas y generar un ingreso extra”, sostuvo la vocera de la compañía.

Fuente: iProfesional

Pueden acceder a la nota completa en este link

Me perdieron el equipaje o no llegó en el vuelo ¿Qué hago? via @SirChandlerBlog

Estándar

Sobre las demoras en el equipaje o las pérdidas de cualquier valija o bolso, creo que es lo que más me preguntan junto a reprogramaciones de vuelos.

De lo último es más variable y depende de muchas cosas, por lo que no me meto. Pero por el lado del equipaje no hay mucha ciencia

  1. Se hace el reclamo ante la aerolínea

  2. Se llama al seguro de viajes

Todas las veces que alguien me pregunta por twitter o instagram sobre el tema, NADIE llama al seguro de viajes. Quizás lo hacen después de que se los digo. Entiendo que están con bronca, desesperación, desconsuelo y todo lo lógico de no tener lo que esperan, pero tienen que entender esto

  1. Puede fallar

  2. Es muy bajo el % de equipaje que no vuelve

¿Por qué se pierden las valijas?

Se cargó mal por error en otro avión, se rompió el papel del destino, se confundieron de aeropuerto al cual mandarlo, etc, etc.

Pero… ¿Por qué hay que llamar al seguro de viajes?

Porque ellos son los primeros que quieren que aparezca… porque si Uds llaman en el tiempo correcto y esa valija nunca aparece… les tienen que pagar mucho en USD, además de lo que pague la aerolínea.

Entonces… quieren que aparezca. Por eso tienen que llamar.

Ahora si viajan sin seguro de viajes… abandonen este blog

Si no llaman al seguro de viajes ante la demora/pérdida de un equipaje ¿Para que lo tienen?

Copio las condiciones de una Mastercard Black del Banco Galicia PERO POR FAVOR REVISEN LA DATA QUE DICE EL BANCO que Uds tengan con la cobertura de viajes incluída o revisen lo que indica la póliza del seguro de viajes que hayan contratado.

Pero puede decir algo así…

Es muy generoso con lo de las 4 horas, lo que les da derecho a salir a comprar ropa… que se lo irán cubriendo, por lo que dice acá.

Ahora si el equipaje desaparece for ever… ahí figura que hay hasta USD 3.000 de compensación

Me fijé en Santander Rio Select y dice esto:

Esto sería Platinum y es un poco menos que el otro, porque aclara que hay compensaciones por demora del equipaje, pero que si nunca aparece… se los descuentan de esa indemnización.

Y ahí un punto importante LLAMAR DENTRO DE LAS 48HS de arribado (a destino o a casa)

Sobre esto hay algunas diferencias. Me decían en una de las aseguradoras de viaje que el llamado tiene que ser en el mismo aeropuerto, pero la razón es para asegurarse y ASESORARLOS de que hayan pedido todos los datos necesarios a la aerolínea para que ellos también puedan rastrear el equipaje.

Acá lo que indica también la cobertura de Universal Assistance que es similar a lo de Assist Card (pero no está claro en su web)

También hablan de eso.

¿Y por qué todos hacen menciones a la pérdida del equipaje?

PORQUE A MUCHAS PERSONAS SE LES PIERDE EL EQUIPAJE!!!

NO ES QUE EL MUNDO SE COMPLOTÓ CONTRA UDS.

Ya lo decía TU SAM…

Pero por eso es importante que sepan mínimamente que hacer en estos casos. Antes de putear a la aerolínea por twitter, facebook, instagram o el ICQ… llamen al seguro de viajes. Así van ganando tiempo.

Y también es importante hacer esto previo a un viaje o mejor dicho previo a exponer el equipaje a que se pierda (que no dependerá de Uds…)

  • El equipaje tiene que tener en algún lado datos de Uds. Nombre, mail, teléfono (por favor ponganlo internacional, ejemplo +549XXXXXXXXX
  • Sáquenle una foto antes de despacharlo, porque en caso de pérdida les pedirán la descripción del bolso / valija / caja o lo que sea. Si tienen la foto será mucho mejor porque además si es un grupo el que viaja seguro no se acuerdan con precisión como era la que faltaba
  • ¿Suma ponerle pavaditas a la valija? (cintas, calcos, lo que sea) si claro… porque será más fácil de identificar siempre, ya sea para uds en la cintas como para terceros para no confundirse con la propia y suceda el famoso SWAP (que alguien se lleva la valija de Uds creyéndola propia)
  • El equipaje de mano tiene que tener una muda de ropa, cargadores de dispositivos, los remedios fundamentales, etc, etc. Todo lo que necesitarían si lo que despacharon… no aparece por las primeras horas o para siempre
  • ¿Sirve poner nylon? los lectores de hace muchos años saben que lo detesto. Creo que es un curro, con un seguro en Suiza vueltero y que no garantiza que no se pierda. Además de que es anti ecológico. Yo vuelo bastante, no lo pongo y jamás perdí una valija.
  • ¿Sirve ponerle candados? yo creo que si… pero es algo más para ayudar, no para salvar nada. Lo importante es no despachar cosas de valor. Y para el caso de vuelos hacia/desde USA es importante que sean candados TSA para que no los rompan
  • ¿Sirven las fundas de equipaje? también creo que si… protegen el equipaje (fundamentalmente a las rígidas), se pueden usar muchas veces y sirven para reconocer rápido al equipaje o para describirlo también. Ahora la contra es que haya alguna parecida a la propia… pero yo tengo varias que compré y otras que me regalaron y pese a que se van agujereando las sigo usando, porque sus agujeros también ayudan a que no se confunda otro con una propia.
  • Pero vuelvo al comienzo del post, el equipaje se puede perder o demorar, las aerolíneas están preparadas para esto, pero no les pueden exigir a la persona que los atiende que ya les diga donde está… porque pocas veces saben eso de inmediato (quizás les digan que llega en el vuelo siguiente).Por eso también pidan los datos de rastreo del equipaje para llamar al seguro de viajes.

    Y la aerolínea se ocupará, cuando aparezca, de llevárselos a destino. Quizás en la Argentina a veces los hacen volver al aeropuerto por temas de aduana… pero son los menos.

    A mi me pasó que me llegaron valijas al día siguiente en la Argentina o en un vuelo posterior dentro de USA. Pero llegar, llegaron siempre. En todos los casos llamé al seguro de viajes para estar ya despreocupado por el seguimiento y dejar todo “activado”.

    Este post es para que estén preparados, pero también para los cientos que nunca lo leerán y me mandarán mensaje diciendo…

    ¿CHANDLER ME PERDIERON LA VALIJA QUE CARAJO HAGO???

    Bueno… todo lo de arriba 😉

Fuente: Sir Chandler Blog de un viajero frecuente

Pueden acceder a la nota en este link

Atención viajeros: ¿Cuánto cuesta hoy traer celulares y computadoras del exterior?

Estándar

Tras la quita de impuestos a los productos traídos de afuera, analizamos si conviene comprar celulares, tablets y computadoras en otro país.

La Resolución General de la AFIP, publicada en el Boletín Oficial, causó furor en las redes y comenzó la comparación de precios entre Argentina, Chile y Estados Unidos. Se podrá traer un celular y una computadora portátil, ya sea notebook o tablet, aparte de las de uso corriente. No tendrá límite de edad el ingreso, ya que los menores también estarán habilitados y se podrá traer los equipos en cajas cerradas.

Dentro de los productos más requeridos por el público se encuentra el iPhone 8 de 64 GB, que se puede comprar en Estados Unidos a USD 599 ($24.723), en España a USD 798 ($32.937) y en Chile a USD 979 ($40.408) y en Argentina a $50.000. Aquí la diferencia entre Estados Unidos y Argentina será contundente. En la vereda de en frente, el Samsung Galaxy S9 tiene un valor de USD 824 ($34.010) en Estados Unidos y USD 1000 ($41.275) en Chile.  En Argentina, el precio ronda los $34.000, por lo que no habría diferencia con Estados Unidos pero sí sería más económico que Chile.

Es importante remarcar que en Estados Unidos se deberá sumar los impuestos locales que rondan entre un 7% y un 10% del producto a menos que se compre en los estados de Alaska, Delaware, Montana, New Hampshire y Oregon.

Con respecto a las computadoras portátiles, una tablet iPad Pro de 10,5″ tiene un precio de USD 649 ($26.787) en Estados Unidos, USD 849 ($35.042) en España y USD 982 ($40.532) en Chile. En Argentina, la tablet tiene un valor de $36.000, lo que demostraría una diferencia mayor con Estados Unidos pero no así con España y Chile. Por el otro lado, la tablet Samsung Tab S4 de 10,5″ de 64 GB en Estados Unidos se puede adquirir a USD 649 ($26.787). En España, el mismo equipo ronda los USD 800 ($33.020). Este modelo no está disponible aun en Argentina.

Las computadora portátil MacBook Air de 13″ de 8 GB de RAM tiene un valor de USD 999 ($41.233) en Estados Unidos, USD 1.280 ($52.832) en España y USD 1.364 ($56299) en Chile. En Argentina, este modelo tiene un precio de $52.799, lo que sí convendría comprarlo en Estados Unidos.

Esta nueva resolución de la AFIP incorpora a los productos tecnológicos a los bienes “de uso o consumo personal”, siendo que esta categoría anteriormente era sólo para ropa, zapatos, carteras y algunos otros elementos que podían ingresar a la aduana sin impuesto. Asimismo, El Boletín Oficial agrega: “En virtud de lo expuesto y teniendo en consideración las necesidades de globalización y de la era digital, resulta necesario actualizar el alcance del concepto ‘efectos de uso o consumo personal’, sus modificatorias y sus complementarias, con el objeto de incorporar aquellos efectos tecnológicos de uso común por viajeros como incidencia de viaje”.

Fuente: Radio Mitre

Pueden acceder a la nota en este Link

La senadora Ianni presentó Proyecto de Ley sobre Derechos de Autor

Estándar

La senadora Ana María Ianni presentó una iniciativa que propone modificar la Ley de Propiedad Intelectual para eximir del pago a las reproducciones realizadas en las habitaciones de los alojamientos turísticos. La inquietud había sido presentada por FEHGRA en numerosas oportunidades.

Atendiendo a un antiguo reclamo del sector hotelero, la iniciativa legislativa promueve la modificación del artículo 36 de la Ley 11.723, a fin de incorporar una nueva exención de derechos de autor e intérprete, en este caso el que se aplica a las reproducciones de obras, a través de cualquier medio, en las habitaciones de hoteles u otros hospedajes.

Actualmente, son cinco los organismos administrativos que recaudan por cada televisor que se encuentra en las habitaciones de los alojamientos turísticos; el Proyecto propone considerar a la habitación de un alojamiento turístico como un ámbito de intimidad para el huésped similar al de su domicilio particular.

“La propuesta tiene por finalidad corregir una distorsión en la aplicación de una ley que, si bien es muy justa, en este caso genera una gran injusticia con el sector hotelero y perjudica concretamente la actividad, cargándola con un costo que resulta, muchas veces, imposible de afrontar”, explicó Ianni. La inquietud había sido presentada por la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (FEHGRA) en numerosas oportunidades, “es un tema en el que venimos trabajando desde mi gestión como Diputada Nacional y que ahora retomamos para intentar dar una respuesta” agregó la Senadora.

Asimismo, también fueron presentados dos pedidos de informe al Poder Ejecutivo Nacional, uno de ellos sobre el estado contable del Fondo de Turismo Estudiantil y las medidas de control implementadas para su fiscalización, en virtud de los hechos de público conocimiento sobre la empresa Snow Travel; y el otro sobre el cierre de la Sección Inspección Técnica Operativa de la ciudad de El Calafate dispuesta por la AFIP.

Sobre esta última Ianni manifestó que “La disposición genera incertidumbre sobre el futuro de la oficina de Aduana de esta ciudad, sus empleados y sobre los servicios que brinda a la región patagónica, lo que despertó la inquietud en instituciones como la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate, y en toda la comunidad”.

Fuente: Prensa Senadora Nacional Ana María Ianni