FUNDADORES DE RYANAIR SE ENCONTRARON CON DOS OBSTÁCULOS DIFÍCILES DE ELUDIR PARA UNA LOW COST EN LA ARGENTINA

Estándar

¿Falsa alarma? Por lo menos por ahora, aunque es difícil abstraerse de una tendencia mundial. Es muy probable que los argentinos se queden con las ganas de contar con una aerolínea de bajo costo, que baje el precio de los pasajes y contribuya a aumentar la cantidad de usuarios del medio aéreo. Los empresarios de Irelandia Aviation, que la semana pasada se entrevistaron con el Ministro de Transporte Guillermo Dietrich se encontraron con dos barreras difíciles de superar para una low cost. Ser “low cost”, no es simplemente un slogan, como algunos pretenden en la región, sino que es un sistema que requiere de una serie de condiciones como operar con una única flota, cobrar los servicios de abordo, contar con personal que cumpla múltiples tareas, ventas directas, utilizar aeropuertos de segunda categoría -que en la Argentina prácticamente no hay-, etc. De la entrevista con Guillermo Dietrich del miércoles pasado surgieron para los fundadores de Ryanair, la low cost más grande Europa, dos barreras infranqueables. La primera, posiblemente la más fácil de superar, es la limitación para vender a tarifas bajas ya que el objetivo básico de esta empresa es masificar el transporte aéreo, por lo tanto apuntar hacia el público que utiliza los micros. Desde el gobierno, pensando en éstas empresas, le dijeron que por ahora no está previsto eliminar la banda tarifaria inferior. Es decir, las aerolíneas no pueden vender por debajo de un valor establecido por el gobierno, aunque su última actualización fue en noviembre de 2014 por lo que está deprimido. LAN, en su momento, también había pedido eliminar todas las bandas, no solo para aumentar el valor de los vuelos más demandados sino también para vender fundamentalmente pasajes más baratos. La banda superior fue eliminaron hace unos meses. Con la inferior, el gobierno resiste. El otro punto que pone una barrera a la llegada de una low cost a la Argentina sería la intención de éstas de contar con personal no agremiado, lo que resultaría imposible, dado el histórico poder de los gremios aeronáuticos. Dicen que Avianca -no está comprobado- también se encontró con los mismos obstáculos y hay hasta quienes afirman que a Germán Efromovich lo convencieron en un principio que es posible mantener al personal fuera de los límites de los sindicatos.

Fuente: Aviación News

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s