El impuesto PAIS en Turismo

Hola a todos, les comparto un artículo que escribí sobre el tan mencionado impuesto PAIS y que se publicó en ElDial.com (elDial.com – DC297B). Espero que les interese.

El impuesto PAIS en Turismo

El impuesto PAIS -“Para una Argentina Inclusiva y Solidaria”- se ha sancionado a través de la ley 27.541, la que si bien se publicó alrededor de las 17:00 hs. del 23 de diciembre del 2019, rige desde las 00:00 hs. de ese día, debido a lo que expresa su artículo 87 el cuál dice “La presente ley comenzará a regir a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina”.

Luego ha sido reglamentada por el Decreto 99/2019, publicado en el BO (Boletín Oficial) el 28 de diciembre del 2019 y finalmente -por ahora- se complementó con el dictado de la Resolución General 4659/2020 dictada por AFIP y publicada el 7 de enero de este año. Es importante destacar que ambas normas complementarias expresan que su aplicación se vincula a la vigencia de la ley. Es decir, todo lo que concierne al impuesto PAIS rige, como dijera antes, desde las 00:00 hs. del 23 de diciembre del 2019.

Consideraciones desde la ley 27.541

El Senado argentino aprobó, a través de la ley 27.541 la tan mencionada ley de solidaridad social y reactivación productiva en el marco de la emergencia pública. En dicha ley, hay algunas cuestiones interesantes para el sector turístico. Ellas se pueden observar en las referencias sobre el “impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria (PAÍS)”, tratada en los artículos 35 y siguientes. Repasemos algunas de ellas.

Es un impuesto con carácter de emergencia y su vigencia será por los próximos cinco periodos fiscales. Es decir, por los próximos cinco años calendario para las personas humanas, y en el caso de las personas jurídicas estará atado con relación a sus cierre de ejercicio.

¿Qué actividades considera este impuesto? Las siguientes:

  • Compra de divisas. No importa la finalidad de la compra de divisas.
  • Cambio de divisas para el pago de bienes o servicios, mediante tarjetas de crédito o débito, efectuadas en el exterior. Cualquier tipo de bien o de servicios.
  • Compras realizadas a través de plataformas web (incluye Apps) cuyo pago se realice a través de una divisa.
  • Adquisición de servicios, en el exterior, a través de Agencias de Viajes.
  • Adquisición de servicios de transporte de pasajeros, cualquier medio, con destino final en el exterior, siempre que en dicha operación se deba acceder al mercado de cambios a fin de adquirir las divisas correspondientes.

Es decir, a dichas actividades este impuesto las gravará con una alícuota del 30%. Siempre será sobre el total, a excepción de la compra de pasajes, en cuyo casó se gravará solamente el costo del pasaje, sin considerar las tasas y los impuestos.

¿Quiénes deben materializar el cobro de este impuesto? Son los agentes de percepción, es decir: quien venda las divisas, las tarjetas de crédito o débito, los agentes de viajes y las empresas de transporte de pasajeros. Siempre será sobre el total de la operación, a excepción de lo expresado en el párrafo anterior.

¿Qué cotización se debe considerar? Como indica el artículo 39, se debe atender la cotización publicada por el Banco de la Nación Argentina, al cierre del último día hábil inmediato anterior a la fecha de emisión del resumen, liquidación y/o factura.

¿Quiénes son los obligados a pagar el impuesto? Las personas (humanas o jurídicas) residentes en el país. Recordemos que, de acuerdo al derecho tributario, se considera residente a la persona que reside  6 meses en el país, respecto del año fiscal, no siendo necesario que la permanencia temporal sea continua.

Ahora, como suele suceder en materia impositiva, las leyes determinan sujetos que oficiarán de agentes de percepción. Es así que, a los fines de esta ley, los agentes de percepción son:

  • Los bancos autorizados por el BCRA.
  • Los sujetos que gestionen el cobro de cambio de divisas para adquirir un bien o un servicio (por ejemplo: tarjetas de créditos, de débito, Airbnb, Booking, Netflix, etcétera).
  • Los agentes de viajes.
  • Las empresas de transporte de pasajeros.

Consideraciones desde el Decreto 99/2019

La reglamentación precisa que se considera a los fines del impuesto cualquier medio de pago que se utilice, y respecto de los casos en que se contrate servicios con agentes de viajes o pasajes con empresas de transporte de pasajeros, también se considera cualquier medio de pago en la medida que por la operación se debe acudir al mercado único y libre de cambios para adquirir las divisas necesarias para tal operación comercial.

Por un lado, se aclara que los servicios de transporte de pasajeros por vía terrestre, con destino a países limítrofes no deberán tributar el impuesto PAIS. Y por el otro, en el caso de prestaciones de servicios digitales (ver el artículo 3º, inc. “e”, apartado 21, inc. M de la Ley de Impuesto al Valor Agregado) el monto a aplicar en razón del impuesto PAIS será del 8% (no del 30% como sucede en otros casos).

Ahora, respecto a lo último, un tema muy conversado en el sector es la idea de equiparar la competitividad cuando los sitios como Airbnb o Booking (similares también) ofrezcan viajes en el país.

Cuando se habla de equiparar estas plataformas con las agencias cuando vendan viajes en el país. Pero la interpretación de “vender viajes” puede ser diversa. Muchos pueden interpretarlo como una referencia a la venta de un paquete de viajes combinado (esto es, la conjunción de dos o más servicios turísticos). En esta idea, cuando estas plataformas vendan un servicio turístico (tradicionalmente: alojamiento) tributarían el impuesto PAIS por el 8% (como sucede actualmente) y no por el 30%. Pero si venden dos o más servicios combinados deberían (de acuerdo a la noticia) tributar el 30% por dicho impuesto.

Ahora, no podemos dejar de lado el vigente marco legal de las agencias de viajes, materializada por la ley 18.829 (del año 1970) y su decreto reglamentario 2182/1972. Si, leyó bien, las normas que rigen a la actividad de los agentes de viajes data de la década del ´70. Bueno, dicha ley en su artículo 1º determina el conjunto de todas las actividades que caracterizan a una agencia de viajes y, por ende, para el desarrollo de alguna, o algunas, de ellas deberían contar con la autorización del actual Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación.

Ley 18.829, en su artículo 1º dice: “Quedan sujetas a las disposiciones de esta Ley todas las personas físicas o jurídicas que desarrollen, en el territorio nacional, con o sin fines de lucro, en forma permanente, transitoria o accidental, algunas de las siguientes actividades:

a) La intermediación en la reserva o locación de servicios en cualquier medio de transporte en el país o en el extranjero;

b) La intermediación en la contratación de servicios hoteleros en el país o en el extranjero;

c) La organización de viajes de carácter individual o colectivo, excursiones, cruceros o similares, con o sin inclusión de todos los servicios propios de los denominados viajes “a forfait”, en el país o en el extranjero;

d) La recepción o asistencia de turistas durante sus viajes y su permanencia en el país, la prestación a los mismos de los servicios de guías turísticos y el despacho de sus equipajes;

e) La representación de otras agencias, tanto nacionales como extranjeras, a fin de prestar en su nombre cualesquiera de estos servicios;

f) La realización de actividades similares o conexas a las mencionadas con anterioridad en beneficio del turismo, las cuales se expresarán específicamente en la licencia respectiva. Será requisito ineludible para el ejercicio de estas actividades, el obtener previamente la respectiva licencia en el Registro de Agentes de Viajes que llevará el organismo de aplicación que fije el Poder Ejecutivo, el que determinará las normas y requisitos generales y de idoneidad para hacerla efectiva.”

¿Que significa todo ello? que si algún sujeto quisiera desarrollar alguna de las actividades detalladas en los seis incisos del artículo 1º, deberían contar con la autorización para actuar como agente de viajes, sin importar como se denominen en el mercado, dado que para la ley -al desarrollar alguna de dichas actividades- son agentes de viajes.

Para ser claro, en la actualidad estas plataformas digitales que intermedian en la oferta de servicios turísticos, como sucede con el inciso b) del artículo indicado, deberían habilitarse como agentes de viajes, y por ende, tributar el impuesto PAIS por el 30% y no por el 8% como sucede actualmente.

Ello así, dado que la ley 27.541 determina (en el artículo 35, inciso “d”) que la “adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo -mayoristas y/o minoristas-, del país” deben tributar por el 30%, pues la norma se refiere a agencias de viajes y turismo (equiparable al término “agente de viaje” de la ley 18.829) sin importar su modalidad operacional (venta presencial y/o digital), y en la medida que esté dentro del alcance normativo del impuesto mencionado.

Consideraciones desde la Resolución General 4659/2020

Aclara que las operaciones abonadas en pesos argentinos deberán afrontar el impuesto PAIS, por lo que aquellas operaciones abonadas por el cliente en la divisa pertinente, sea en efectivo o mediante una transferencia bancaria desde una cuenta en dólares, por ejemplo, no debe gravarse con el referido impuesto.

Pero -importante- en caso de abonar en efectivo un paquete turístico o un pasaje al exterior se debe abonar un impuesto por el 5%.

¿Qué sucede si no se abonó el impuesto PAIS? Se debe abonar. Las percepciones realizadas entre el 23 de diciembre de 2019 y el 7 de enero del 2020, hay tiempo para abonarlas hasta el 20 de enero de este año para que el organismo de recaudación lo acepte como pagado en término. Es decir: no se aplicarán intereses por esa deuda ante el fisco.

¿Sobre qué monto se debe aplicar la percepción del impuesto PAIS? Ello dependerá de uno u otro caso. Veamos:

  • Si se trata de compra de divisa (supuesto del art. 35, inc “a”), se considerará el monto total en pesos utilizados para adquirir la divisa en cuestión.
  • Si se trata del cambio de divisa para adquirir un servicio o un bien  (supuesto del art. 35, inc “b” y “c”) también se considerará el monto total en pesos utilizados para adquirir la divisa en cuestión pero la cotización variará si la referida operación comercial se realizó en débito o crédito. Es decir, si la operación se realizó por débito, la cotización será la del día hábil anterior al débito, y si se realizó por crédito, la cotización será la del día hábil anterior a la fecha de emisión del resumen de tarjeta.
  • Si se trata contratación de servicios turísticos con agencias de viajes o por servicios de transporte terrestre al exterior  (supuesto del art. 35, inc “d” y “e”) se considerará el monto total en pesos utilizados para adquirir la divisa en cuestión, si la operación se realizó en efectivo y como se precisara en la viñeta anterior, si la operación se realizó con crédito o débito.

Consideraciones desde la Resolución General 4664/2020

En él día de hoy, se publicó en el BO la resolución general 4664/2020, en virtud de la cual AFIP aclara que para los casos de compra de pasajes con destino a las las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, no se aplicará el impuesto PAÍS.

En cuanto su vigencia, se aplica retroactivamente a la fecha de vigencia de la ley 27.541. Es decir, al 23 de diciembre de 2019.

De esta manera, se suma a la excepción antes fijada, respecto de los pasajes terrestres con destino a países limítrofes.

El ingreso de información en relación a la percepción realizada

Por un lado, los agentes de percepción (léase: agentes de viajes y empresas de transporte de pasajeros, en lo que al turismo respecta) deberán solicitar la inscripción a través del servicio con clave fiscal “Sistema Registral” en el/los Régimen/es del Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria.

La percepción será aplicable en la medida y proporción que se abonen en pesos las operaciones alcanzadas. En otras palabras, aplica sobre la totalidad de pesos utilizados para pagar y que se corresponda con la necesidad de cambiar esos pesos por alguna divisa.

En el caso de las adquisiciones contempladas en los incisos “d” y “e” del artículo 35 de la ley 27.541 (agentes de viajes y empresas de transporte de pasajeros), estarán alcanzadas cuando en cualquier etapa de la operatoria se deba acceder al mercado único y libre de cambios a efectos de la adquisición de las divisas correspondientes para su cancelación. Es decir, si se paga en alguna divisa directamente, sea en efectivo a por transferencia bancaria desde una cuenta en moneda extranjera, no aplica. Y si se abona parte en pesos y el resto en la divisa particular, el impuesto gravará solamente la parte en pesos. Claro, siempre y cuando el agente de viajes o la empresa de transporte necesite, en algún momento, cambiar esos pesos por alguna divisa.

Y, importante, cuando se trate de pasajes al exterior por vía terrestre y cuyo destino sea algún país limítrofe, no aplica este impuesto. Y en los restantes casos que aplica, recordar que el impuesto alcanza el neto de la operación, dejando de lado los impuestos y tasas correspondientes

¿Cómo se practica la percepción? AFIP recuerda que el ingreso de las percepciones practicadas se efectuará por períodos semanales:

Percepciones practicadas por períodos semanales

Cuota semanal NºPERCEPCIONES PRACTICADAS ENTRE LOS DÍAS DE CADA MESFECHA DE VENCIMIENTO
11 al 7Tercer día hábil siguiente al del último día indicado
28 al 15Tercer día hábil siguiente al del último día indicado
316 al 22Tercer día hábil siguiente al del último día indicado
423 al último día de cada mesTercer día hábil siguiente al del último día indicado.
Fuente: AFIP

A los efectos de dicho ingreso, respecto de operaciones efectuadas mediante tarjetas de crédito, compra, prepagas y/o similares, los agentes de percepción y liquidación deberán considerar practicada la percepción en la fecha de cobro del resumen y/o liquidación, excepto en el supuesto de existir pagos efectuados por el adquirente, de manera previa a la fecha de cierre del resumen de cuenta o liquidación al que se pretende afectar, en cuyo caso esta última será considerada la fecha de percepción.

El aludido ingreso, así como -de corresponder- sus intereses resarcitorios, deberá realizarse mediante transferencia electrónica, utilizándose los códigos detallados a continuación:

IMPUESTOCONCEPTOSUBCONCEPTO
93927- PAGO A CUENTA27 – PAGO A CUENTA
93927 – PAGO A CUENTA51 – INTERESES RESARCITORIOS
Fuente: AFIP

La confección de la declaración jurada conteniendo la información nominativa de las percepciones practicadas en cada mes calendario se efectuará observando los procedimientos, plazos y demás condiciones del “Sistema de Control de Retenciones (SICORE)”, a cuyo efecto deberán utilizarse los siguientes códigos:

Códigos para realizar la confección de la declaración jurada

IMPUESTOCÓDIGO DE RÉGIMEN PARA PERCEPCIÓNDESCRIPCIÓN
939988Compra de billetes y divisas en moneda extranjera.
939989Pago de bienes y servicios en el exterior.
939990Pago de servicios prestados por sujetos no residentes.
939991Pago de servicios en el exterior contratados por Agentes de Viajes y Turismo.
939992Pago de servicios de transporte internacional de pasajeros.
939993Servicios Digitales del art. 3 Inc.e) apartado 21 sub apartado m) de la ley de IVA
Fuente: AFIP

En caso de surgir un saldo en la declaración jurada, deberá ingresarse con los siguientes códigos:

Códigos en caso de surgir un saldo en la declaración jurada

IMPUESTOCONCEPTOSUBCONCEPTO
93919 – DECLARACIÓN JURADA19 – DECLARACIÓN JURADA
93919 – DECLARACIÓN JURADA51 – INTERESES RESARCITORIOS
Fuente: AFIP

Cuando no corresponda la percepción practicada, el adquirente, prestatario y/o locatario podrá solicitar la devolución del gravamen percibido ante el agente de percepción correspondiente, presentando los antecedentes que justifiquen su petición, operación que quedará sujeta a las medidas de control que implemente este Organismo.

¿Qué sucede en los casos en que no se haya abonado el impuesto PAIS?

Los ciudadanos a quienes no se les hubiera practicado la percepción o aquellos a los que se les hubiese practicado en forma parcial, deberán abonar el impuesto no percibido hasta el día 25 del mes siguiente a aquel en que debió haberse practicado la aludida percepción, mediante un Volante Electrónico de Pago (VEP), utilizando los siguientes códigos:

Códigos para generar el Volante Electrónico de Pago (VEP)

IMPUESTOCONCEPTOSUBCONCEPTO
93843 PAGO A CUENTA/ AUTORRETENCIÓN/ AUTOPERCEPCIÓN43 PAGO A CUENTA/ AUTORRETENCIÓN/ AUTOPERCEPCIÓN
93843 PAGO A CUENTA/ AUTORRETENCIÓN/ AUTOPERCEPCIÓN51 INTERESES RESARCITORIOS
Fuente: AFIP

El período a consignar en el Volante Electrónico de Pago es el mes en el que se debió haber practicado la percepción.


Federico Dangelo Martínez

Derecho y Turismo

Te invito a seguirme en:

Twitter: @derechoyturismo 
Facebook: derechoyturismo
Instagram: derechoyturismoarg 
YouTube: Federico Dangelo Martínez
Linkedin: Federico Dangelo Martínez

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s